Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA UNIDOS 24-AGOSTO-2021

#IglecasaUnidos #CDALares #HéroesComunes


Adoración:

 

Palabra:


“Mentalidad de Siervo”


Y no adopten las costumbres de este mundo, sino transfórmense por medio de la renovación de su mente, para que comprueben cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable y perfecto.- Romanos 12:2 (RVC)

En 2 Reyes 5:1-19 se nos cuenta la historia de Namán, un general del ejército sirio que es sanado de su lepra por medio del profeta Eliseo. Todo por la intervención de una esclava israelita de quién ni siquiera sabemos el nombre. Aunque no parece importante que la joven les haya dicho a sus amos que había un profeta que podía ayudarlos, en realidad no cualquier persona lo hubiera hecho. Esta joven fue capturada por los sirios, sacada de su hogar, y hecha esclava de sus enemigos. Según el mundo, ella sólo podría sentir odio hacia sus amos. Pero ella decidió sentir lástima, y contarles que había una solución para su problema. Decidió servir.


En el mundo se guarda la regla del "Ojo por ojo, y diente por diente." Pero si queremos ser como Cristo, debemos pensar como Él. (1 Corintios 2:16) Si pretendemos ser buenos servidores, lo primero que tenemos que examinar es nuestra mente. Si no vigilamos con cuidado nuestros pensamientos, éstos nos pueden llevar en una dirección equivocada. Para servir debemos tener la mentalidad correcta, debemos ver a los demás con amor. (Filipenses 2:3-4) Para servir, debemos pensar más en el bienestar de los demás que en nuestro propio beneficio, y eso sólo se puede lograr con amor. No podemos pretender servir con amor mientras albergamos pensamientos de rencor o contienda.


La esclava israelita no menospreciaba a sus amos, sino que sentía compasión por ellos pues no conocían a su Señor. Cuando sabemos quiénes somos en Cristo, y que Él nos ama, somos libres para amar a los demás. Pues no tratamos de guardar una posición, sólo amamos igual que Cristo. La joven esclava no se sentía que era más que sus amos sólo por ser israelita. Tampoco menos, sólo sabía que ella tenía algo que ellos necesitaban. Si nuestra mente está en el lugar correcto, no nos preocupará "rebajarnos" para servir. Pues un alma es más importante. (Filipenses 2:5-8) Cuando sabemos que Dios nos ama y cuida de nosotros, podemos amar y cuidar de otros sin preocuparnos por nosotros mismos. Namán entregó su vida a Dios luego de ser sanado (v. 17). Pero todo comenzó con una esclava que decidió renovar su mente para amar y servir a su enemigo en lugar de odiarlo.

 

¿Qué piensas?...


Nuestra forma de pensar puede afectar nuestro servicio. Monitorear nuestros pensamientos constantemente es necesario para no desenfocarnos. Para tener la mente de Cristo es necesario conocer cómo Él pensaba. Por lo tanto es necesario llenar nuestra mente con Su Palabra.

  • Discutan sus ideas acerca de cuáles son algunos patrones de pensamiento que comunmente comprometen nuestro servicio y cómo podemos evitarlos.

  • ¿Qué escrituras nos pueden ayudar a mantener nuestro enfoque?

  • ¿Cómo podemos aprender a amar más a los demás?

  • ¿Tienen algún testimonio al respecto? Compartan sus experiencias.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo