Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 29-JUNIO-2021

#IglecasaDeFamilia #CDALares #Diferente


"Una Familia Diferente"


En un mundo donde las familias han perdido su esencia, debemos de estar más arraigados a Cristo. Es importante la vida cristiana en el hogar. Las familias cristianas, a través de los siglos, han encontrado gozo, fortaleza y guía al dedicar tiempo a diario para orar y leer juntos la Palabra de Dios. El devocional familiar es un tiempo donde enseñas y guías a tu familia a tener una vida de comunión y devoción a Dios. Es donde enseñas a tus hijos a vivir una vida cristiana y donde entregas herramientas necesarias a tu familia para combatir los dardos del enemigo. Es un momento donde la familia comparte sus pensamientos más íntimos acerca de Dios, abren su corazón y aprenden juntos la Palabra de Dios.


El devocional familiar es una de las mejores maneras de edificar un hogar cristiano. Una familia cristiana es diferente, y se nota la diferencia donde quiera que esté. Hoy en día estamos acostumbrados a ver hijos rebeldes, divorcios entre cristianos, crisis matrimoniales, violencia familiar, falta de interés por las cosas de Dios y grandes problemas en el corazón de las familias. No cabe duda que Satanás está atacando a las familias. Pero esto también es evidencia de la falta de devoción en el hogar y el lamentable estado espiritual de las familias.


En Deuteronomio 6:4-9 se nos dan instrucciones acerca de esto. En el versículo 7 podemos ver que es un mandato de Dios reunirnos en casa y amar al Señor con todo nuestro corazón en familia. ¿Por qué debemos instruir a nuestros hijos? El crecimiento espiritual de nuestros hijos en el Señor depende de nosotros. Aunque la iglesia y la escuela dominical son un apoyo para el crecimiento, la base y fundamento para que un hijo crezca amando al Señor serán las enseñanzas que reciba de sus padres acerca del amor y el servicio a Dios. Esto lo afirma la Palabra, “Instruye al niño en su camino; y aun cuando fuere viejo, no se apartará de él” (Proverbios 22:6) y “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor." (Efesios 6:4).


Una familia unida en el hogar y separada para Dios es una familia llena del Espiritu Santo. Una familia así, no sólo es capaz de hacer frente al enemigo, sino que da esperanza a un mundo donde las familias se desmoronan. Cuando somos fieles al Señor tenemos la esperanza de algo mejor; algo que el mundo no da. La transformación comienza en casa, desde lo interior hacia lo exterior. Atrevete a ser una familia diferente utilizada por el Señor.

 

Consejos para ser una familia diferente:

  • Da gracias por tu familia, muchos no tienen una.

  • Aférrate a las promesas de Dios y declara bendición sobre tu familia. (Salmo 128:1-4; Salmos 112:1-3; Salmos 115:11-14)

  • Tomen tiempo para orar juntos. Oren por unidad, protección, santidad y llenura del Espíritu.

  • Estudien la Palabra juntos. Compartan con todos las verdades que descubren en su estudio individual.

 

Verdad de la Semana:

“Dios puede glorificarse en tu familia.”

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo