Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 27-JULIO-2021

#IglecasaDeFamilia #CDALares #OracionesPerdidas


"La Raíz del Problema"

Marcos 10:47,50-52


Todos sabemos lo que es estar dando vueltas sin llegar a ninguna parte. Sí, tratamos, oramos y tenemos fe, pero seguimos cayendo una y otra vez en los mismos problemas. ¿Por qué? Porque en realidad casi nunca sabemos dónde comienza el problema. Muchos desperdician su tiempo orando por cosas que en realidad no necesitan y pidiendo cosas que quieren, pero no logran conseguir nada. Muchas veces desperdiciamos el tiempo pidiendo por cosas que no son el problema principal. Como una persona enferma que se automedica, tratamos los síntomas sin resolver la raíz del problema. Orar por nuestra familia requiere oraciones audaces.


El pedir por la economía del hogar, los problemas de actitud de los hijos, o la falta de comunicación del matrimonio por sí solo no resolverá el problema. El ciego Bartimeo tenía varias necesidades. El no sólo era ciego, sino también mendigo. El tenía muchos problemas, y cada uno era una necesidad real. Pero lo que el necesitaba era la vista. Si podía volver a ver, todo lo demás se arreglaría. Bartimeo sabía eso. Por tanto, cuando Jesús le dijo: “Bartimeo, ¿que quieres que te haga?”, él sabía exactamente lo que iba a pedir. Al igual que la vista de Bartimeo resolvía sus otros problemas, pedir que Dios sea el centro de nuestra familia hará que todo caiga en su lugar. (Josué 24:15) Pues hasta que Dios no sea el Señor de nuestro hogar, el diablo seguirá encontrando grietas para saquearlo. (Salmos 127:1)


Orar por nuestra familia no será tarea sencilla. Satanás odia a la familia, y se ha propuesto destruirla. Orar por nuestro hogar es asumir una postura de guerra. Echar al enemigo de nuestro hogar y declarar que nuestra familia le pertenece al Señor tomará tiempo. Pero si permanecemos firmes sin ceder terreno, Dios será fiel y nos dará la victoria. Aunque esta podría venir de forma inesperada. Como ya habíamos visto, Dios no ve las cosas como nosotros. Cuando Dios nos da lo que necesitamos, esto no siempre es lo que queremos. Y cuando pedimos prosperidad, a Dios le preocupa más la prosperidad del alma que la física. (3 Juan 1:2) Puede que nuestra victoria se presente disfrazada de batalla, pero mantengamos firmes nuestra esperanza por que fiel es el que hizo la promesa. (Hebreos 10:23) Una familia que le pertenece a Dios y opera según su Reino es algo por lo que vale la pena luchar en oración.

 

Oración por las familias:

Señor,

Levantamos un clamor por las familias. Satanás se ha levantado en contra de aquello que tu edificaste para bendición, se ha propuesto destruir aquello que refleja tu gloria en el mundo. Pero no estamos indefensos en esta batalla, contamos contigo. Hazte presente en cada hogar, declaramos que las familias te pertenecen a ti. Danos la fortaleza para luchar esta batalla, pues es demasiado el terreno que el enemigo ha ganado. Pero creemos que en el nombre de Jesús lo recuperaremos, conforme a tu Palabra. Y que cada familia podrá contar un testimonio para Tu gloria, por cuanto las familias te pertenecen pues nacieron en tu corazón. Te damos gracias porque sabemos que veremos la victoria en nuestras casas, y te damos la gloria que sólo a ti pertenece. Gracias por ser el Señor de nuestro hogar.

Amén

 

Verdad de la Semana:

“Si Dios está en control, todo estará bien.”

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo