Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 25-MAYO-2021

#IglecasaDeFamilia #CDALares #Adoración101



"Una Familia que Adora"


Estas palabras que hoy te mando cumplir estarán en tu corazón, y se las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando estés en tu casa, y cuando vayas por el camino, y cuando te acuestes y cuando te levantes. - Deuteronomio 6:6-7 (RVC)

La adoración es una parte integral en la vida de un creyente. Hemos visto que debemos adorar a Dios en todas partes. Con nuestra vida, y sin importar la circunstancia, porque Él es Dios. Sin embargo, ¿cómo aplicamos este principio a nuestra familia, nuestro ministerio principal? Modelar una vida de adoración ante el mundo es importante, pero modelar una actitud de adoración en nuestro hogar lo es mucho más.


A veces nos preocupamos tanto por vivir nuestra adoración para edificar nuestra vida espiritual, o para testificar al mundo, que olvidamos otro mandato igual de importante: el de transmitir nuestra fe. Proverbios 22:6 dice: “Enseña al niño a seguir fielmente su camino, y aunque llegue a anciano no se apartará de él.” (RVC) En medio del ajetreo diario es fácil olvidar que transmitir nuestra creencia a la próxima generación es otra forma de mantener nuestra fe viva. Vivir un estilo de vida de adoración delante de nuestros hijos, resultará en una nueva generación de adoradores. Lamentablemente, muchos hijos de pastores y ministros hoy viven apartados; porque sus padres quisieron salvar el mundo, pero no se preocuparon por salvar su casa.


Transmitir la razón de nuestra fe y el motivo de nuestra adoración a los hijos es la mejor manera de enseñarles cómo correr la carrera. Contarles cómo Dios ha sido bueno en el pasado los ayudará a creer en el futuro. Y mostrarles nuestro agradecimiento a Dios a través de la adoración les enseñará el tipo de relación que pueden tener con su Padre. (Salmos 34:11) Adorar en familia podría ser una oportunidad única para unirse más cómo familia y acercarlos más al Señor.


Abriré mi boca y diré proverbios; hablaré de los misterios de tiempos pasados, de cosas que ya hemos oído y que conocemos porque nuestros padres nos las contaron. No las mantendremos ocultas a nuestros hijos, sino que diremos a las generaciones futuras que el Señor es digno de alabanza por su poder y por sus hechos portentosos. - Salmos 78:2-4 (RVC)
 

Consejos para adorar en familia:


  • Pida a cada miembro de la familia que enumere las cosas buenas que le han sucedido ese dia. Pueden escribirlas si quieren. Luego agradezcan a Dios por todas sus bendiciones.

  • Cuente a sus hijos historias de cómo han tenido que enfrentar situaciones difíciles, pero Dios estuvo en todo momento. Cuénteles cómo Dios se glorificó en la situación. Los abuelos pueden ser un gran recurso en esta actividad como patriarcas de la familia.

  • Pida a cada miembro que mencione alguna canción de adoración que le guste, y que explique por qué le gusta tanto. Luego pueden escuchar las canciones y tener un pequeño culto de adoración.

  • Explíquele a sus hijos que adorar es una forma de demostrarle a Dios cuánto lo aman, y que obedecer Su Palabra también es otra forma de adoración.

 

Verdad de la Semana:

“La adoración debe continuar.”


29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo