top of page
Buscar
  • Foto del escritorCDA Lares

Tienes todo lo que necesitas

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán a aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán sin que sean enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio de las cosas buenas!- Romanos 10:14-15 (RVA-2015)

Cuando miramos al mundo, vemos sólo caos. Los medios, las noticias, el internet, nos dicen que todo va mal y que no hay esperanza de un panorama mejor. Si vemos el mundo de forma objetiva, nos damos cuenta de que la oscuridad reina. El individualismo hace que cada vez seamos más egoístas, todos persiguen el dinero, las madres abortan a sus hijos, los niños están bajo ataque, y las familias están destrozadas. Un mundo totalmente contrario a lo que predicamos. A la vista, el panorama no sólo es desolador, sino que parece no tener solución. La vista nos dice que no hay esperanza, pero caminamos por fe, no por vista. (2 Corintios 5:7)


La vista nos muestra lo que es hoy, la visión nos muestra lo que puede ser mañana, si trabajamos para ello. Muchas veces tomamos la postura de esperar el fin de los tiempos con la esperanza de ir a un lugar mejor. Pero esto es contrario a la voluntad de Dios. Si Dios quisiera llevarnos a algo mejor, nos llevaría de inmediato luego de nuestra conversión. Pero no es así. El nos transforma y nos da herramientas para llevar a cabo una tarea. No sólo la de alcanzar almas para su Reino, sino establecer el Reino. Vivir en este mundo, pero demostrando que no pertenecemos a él. Ser luz en las tinieblas, mostrando al mundo cómo es vivir en Su Reino. Entonces, debemos mirar al mundo no como es, sino como lo que podría ser si hicieramos nuestro trabajo.


No es un mundo oscuro, es un campo para iluminar. No hay almas perdidas, hay almas en espera de ser rescatadas. No hay pobreza, hay oportunidades de bendecir. No es lo que es, sino qué mundo vamos a crear con las herramientas que nos dio el Padre. El problema es que no nos vemos como parte de la solución. Pero todo lo que vemos hoy en dia, son sólo necesidades para cubrir. La pregunta es: ¿responderás al llamado? ¿O sólo te sentarás a esperar que alguien más lo arregle? Muchos han puesto su esperanza en gobiernos e instituciones que fallan todos los dias. Pero sólo los Hijos de Dios tienen la luz que hace falta para disipar las tinieblas. ¿Serás parte de eso? Iglesia, levántate.

 

Verdad de la Semana:

Menos Vista = Más Visión

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page