Buscar
  • CDA Lares

Puesto de Vigilancia

#Iglecasa #CDALares #GuerrerosGeneracionales #Familia

“Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.”- 1 Pedro 2:9 (NVI)

Decímos que las cosas han cambiado… ¡y mucho! Hoy la vida es más acelerada, tenemos más trabajo, reuniones de escuela y gestiones personales, entre otras. Y dentro del supuesto poco tiempo que tenemos, ¡está nuestra vida en las redes sociales! Con esta dura realidad, ¿queda tiempo para cumplir nuestra función de sacerdotes de nuestro hogar a cabalidad? Parece que no. Pero, ¿qué es lo que hace un sacerdote? Empecemos por allí: un sacerdote está llamado a ministrar a su esposa y a sus hijos. Él es una conexión directa entre los miembros de la familia y nuestro Dios Todopoderoso. Por lo tanto, es el primero que debe establecer esa conexión.


En este aspecto, la lectura fiel y constante de la Palabra de Dios se convierte en un eje fundamental para desarrollar esta vocación de sacerdote en la familia. Un tiempo separado para la meditación y para oír la voz de Dios, es un requisito indispensable para el líder del hogar. Un sacerdote también ora por su familia, especialmente por su esposa. Permanece buen tiempo intercediendo por su salud y, en general, por todas las áreas de su vida para que la presencia de Dios sea derramada en ella. Y los hijos, por supuesto, son otro gran motivo que llama al sacerdote a doblar sus rodillas. ¿Cómo podemos ser eficientes y diligentes con este encargo de Dios en una época como esta? ¡Hacen falta héroes que estén dispuestos a sacrificarse por sus familias!


Hombre de Dios, usted está llamado a cumplir con un propósito más elevado que vivir su vida en el círculo de TRABAJAR – COMER – DORMIR. Hoy en día vemos una generación de esposos y padres cansados y agotados. ¿Es así como pretendemos ministrar a nuestra familia y ser verdaderos sacerdotes del hogar? ¡Se necesitan héroes (hombres y mujeres) modernos, que den la vida por su hogar! Un héroe es alguien famoso por sus hazañas y virtudes. Y un héroe en el hogar es alguien que está dispuesto a anteponer las necesidades de su esposa y sus hijos ante las propias necesidades. Dios creó a la mujer para complementar a su esposo con capacidades. Para dar ayuda vital, fortaleza para rescatar, proteger y defender. Con autoridad de Dios de animar y levantar al caído, aconsejar, orientar y dar dirección. Y cuando todo esto se hace poniendo a Dios como centro, entonces somos un verdadero equipo y una familia en los propósitos del Señor.

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.”- Génesis 2:18 (RVR1960)
 

Verdad de la Semana:

"Sacerdote, toma tu posición."


29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo