Buscar
  • CDA Lares

La Verdadera Espera Ejecuta

#Iglecasa #CDALares #EnCualquierMomento #Evangelismo

¿Qué harías si tienes invitados especiales a tu casa para cenar? ¿Cruzarte de brazos y esperar? Simplemente los invitas y esperas a que lleguen. No te preocupas por limpiar tu casa,y ni siquiera por tener la cena lista. Cuando lleguen, resuelves. ¡Claro que no! Cuando tenemos invitados a cenar, de antemano hacemos todos los preparativos para que todo esté perfecto. A fin de cuentas, nuestra casa, es un reflejo de quiénes somos y lo que somos. Entonces, si nuestro Señor Jesucristo prometió que regresaría por nosotros, y dejó instrucciones de que nos preparáramos y compartieramos Su evangelio, (Marcos 16:15) ¿por qué a veces vivimos como cruzados de brazos y esperando?


Caemos en una rutina, como si la Biblia fuera un conjunto de cuentos que no tendrán cumplimiento y sólo están allí para entretenernos. Leemos grandes historias y pasamos por alto que es la Palabra de Dios. Él dijo que volvería por su pueblo, una iglesia sin mancha ni arruga. Su instrucción fue simple, anuncia el evangelio y has discípulos que Yo vengo pronto. Si tan solo viéramos la gran verdad de las palabras de Jesús. Si no fuera una fantasía en nuestra vida. Quizás tu dirás: No, para mí la Biblia no es una fantasía, yo creo que es real. Pero, ¿de verdad lo crees? ¿La vives y predicas, porque es viva y eficaz? (Hebreos 4:12) No hablo de subir a un pulpito, hablo de tu vida. ¿Predica nuestra vida a Cristo? ¿Los gestos de amor que tenemos con otros, lo predican? ¿Las cosas en las que invertimos el dinero, lo anuncian? ¿Las palabras de nuestra boca, lo proclaman? Las fotos que me tomo o los lugares que frecuento, ¿predican al Cristo resucitado, que vuelve por su pueblo en cualquier momento? ¿O predican de la falta de ese Cristo en mi vida? Porque siempre predicamos, pero qué predicamos, eso hace la diferencia.


Pensemos por un momento qué predicó nuestra vida el día de hoy. Eso que predicamos hoy, ¿acerca a otros más al Padre, o los separa de Él? ¿Les ayuda a prepararse para el regreso inminente de nuestro Señor Jesús? Porque Él vuelve, nunca falta a una promesa. Y si dijo que regresaría por nosotros, regresará. (Apocalipsis 22:12) Procuremos que cada aspecto de nuestra vida predique Su venida, y acerque a otros más al Padre. No sea que a Su llegada nos diga como el amo, que llamándole malo y negligente a su siervo, le quitó lo que tenía y le echó a las tinieblas.

Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.- Mateo 25:26-30 (RVR-1960)
 

Verdad de la Semana:

“Vive la Palabra, ahora que tienes tiempo.”

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo