Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA UNIDOS 20-JULIO-2021

#IglecasaUnidos #CDALares #OracionesPerdídas


Adoración:

 

Palabra:


“Inesperado”



El Señor ha dicho: «Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, ni son sus caminos mis caminos. Así como los cielos son más altos que la tierra, también mis caminos y mis pensamientos son más altos que los caminos y pensamientos de ustedes.- Isaias 55:8-9 (RVC)

No siempre pedimos con malas intenciones. A veces en nuestro corazón está el genuino deseo de pedir conforme a la Palabra y actuar según Su voluntad. Pedimos lo que creemos que nos ayudará a ser más como Cristo. Sin embargo, debemos tener cuidado, pues Dios no siempre ve nuestras peticiones como nosotros las vemos. Por lo que a veces pedimos cosas para las cuales aún no estamos listos. Debemos pedir la guía del Espíritu Santo siempre, pues cuando pedimos a Dios debemos estar dispuestos a recibir.


Nuestro Padre celestial nos ama tanto que siempre está presto a escuchar nuestras peticiones y concederlas. Siempre que sean para nuestro bien. Pero en su amor, le importa más el proceso (y el resultado que éste pueda tener en nuestro carácter) que el producto final. Por lo que muchas veces Dios no nos concederá lo que pedimos de una sola vez, sino que trabajará con nosotros poco a poco hasta que lo logremos. De manera que si pedimos un árbol, Dios nos concederá una semilla que podamos plantar y regar.


Como humanos nos gusta recibir lo que pedimos de manera inmediata, y sin el dolor del proceso. Pero Dios sabe que esto no nos beneficiaría en nada, por lo que concede nuestras peticiones de formas inesperadas para nosotros. Así que a la hora de pedir deberíamos estar preparados para trabajar por aquello que pedímos. Sin embargo, si confiamos en Él y en Su proceso, al final todo obrará para bien y recibiremos aquello que tanto anhelamos. Recordemos que muchas veces Dios contesta nuestras peticiones, no al entregárnoslas, sino al darnos la fuerza para conquistarlas.

 

Discusión:


¿Han tenido alguna petición que Dios haya contestado de forma inesperada? ¿Recuerdan alguna ocasión en la que hayan pedido algo para lo que no estaban listos? ¿Cómo Dios trabajó en sus vidas? Mirando hacia atrás, ¿pueden entender ahora por qué Dios respondió de esa manera? Compartan sus experiencias.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo