Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 8-DICIEMBRE-2020

#Iglecasa #CDALares #Viral



“Certificado de Adopción”


Reconocemos que Jesús vino a darnos esperanza. ¿Pero qué clase de esperanza? El primer regalo que Jesús trajo fue la esperanza de una reconciliación. ¿Reconciliarnos con quién? Con nuestro Padre celestial. Jesús nació para darnos una esperanza de reconciliación porque el pecado nos separaba y Él vino a cambiar eso. En Gálatas 4:4-5 dice:

“Sin embargo, cuando se cumplió el tiempo establecido, Dios envió a su hijo, nacido de una mujer y sujeto a la ley. Dios lo envió para que comprara la libertad de los que éramos esclavos de la ley, a fin de poder adoptarnos como sus propios hijos.”

La Palabra nos dice que Dios envió a su hijo para darnos esperanza de reconciliación. Él iba a pagar el precio para liberarnos del pecado y que pudiéramos ser sus hijos. Podemos tener acceso al Padre, hemos sido adoptados y por eso tenemos esperanza. Es la mayor noticia que ha recibido la humanidad. No tenemos que vivir alejados de Dios. Jesús vino a reconciliarnos con Él, a restaurar la conexión que perdimos en el Edén, y a hacer posible que fuéramos adoptados en su Reino. Ya no somos huérfanos, somos parte de la familia de Dios.


No hay nada que hayas hecho tan malo como para no acudir al Padre y reconciliarte. Tu Padre quiere que sepas que tienes acceso directo a Él. No hay porque perder la esperanza. Si nos alejamos, podemos volver a Él porque ya no hay barrera que nos impida acercarnos. No importa lo que haya pasado, Él quiere reconciliarte contigo, te está esperando.


Verdad de la Semana:

“Tenemos acceso al Padre.”


IgleChallenge:

Jesús vino a reconciliarnos con Dios, esta noticia debe ser viral. Comparte esta Palabra en todas tus redes sociales con el hashtag #HayEsperanza. Aprovecha la oportunidad para evangelizar, es tan sencillo como dar un share. ¿Te unes al reto? 

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo