Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 5-ENERO-2021

#Iglecasa #CDALares #Upgrade


"Humildad"


¿Es tu ambición servir o ser servido?


En una ocasión Jesús no esperó a que sus discípulos dieran el primer paso, sino que Él les enseñó haciéndolo primero. “…se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla…puso agua…, y comenzó a lavar los pies de los discípulos…” (Juan 13:4-5) El maestro se rebajó para convertirse en uno de ellos y les sirvió. Se quitó su manto no sólo por ellos, sino por nosotros también. Vino a la tierra privado de la gloria que había gozado en el cielo con su padre. Desde el principio nos enseñó humildad, cuando siendo Señor de todo, decidió nacer en un establo en lugar de un palacio.


Jesús no seguía ninguna moda, no trataba de impresionar a la gente; pero lo hacía. Impactaba la vida de las personas, no con lujos sino con humildad. Al arrodillarse para lavarles los pies, Pedro se desconcertó al pensar que su Señor dejaba que le vieran en tanta bajeza. Entonces Jesús habló: “… les he puesto el ejemplo, para que lo mismo que yo he hecho con ustedes, también ustedes lo hagan… El siervo no es mayor que su Señor… Si saben estas cosas, y las hacen, serán bienaventurados. (Juan 13:15-17). ¿Quieres ser bendecido? ¡Sirve!


Comienzas a entender verdaderamente lo que es servir cuando dejas de tratar de impresionar a la gente y les sirves con humildad. Y para que esto ocurra, tu mentalidad tiene que cambiar. Deja de lado todo aquello de lo que te glorías en privado, y toma la toalla de la servidumbre. No esperes que alguien más lo haga. Alguien en tu mesa necesita adelantarse para dar ejemplo. Sé tú ese ejemplo.



Verdad de la Semana:

“Sirve con humildad.”

60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo