Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 31-AGOSTO-2021

Actualizado: 31 ago 2021

#IglecasaDeFamilia #CDALares #HéroesComunes


"Un Hogar Fuerte"


En 1 Samuel 23:13-14 se nos dice que David y su gente estaban en el desierto, pero en “lugares fuertes”. ¿Qué son los lugares fuertes? Son aquellos lugares en donde nos encontramos seguros. Algunas versiones lo traducen como fortalezas, o lugares de difícil acceso para el enemigo. Podemos tener problemas y pasar por tiempos de “desiertos” en nuestras vidas. Pero estar en lugares fuertes, o refugios, nos harán sentir seguros y confiados hasta que los problemas acaben. Nuestro hogar debería ser un refugio.


En Lucas 11:17 nos dice que una casa dividida se cae. ¿Cómo está nuestro hogar? ¿Nos sentimos seguros con nuestra familia? ¿Estamos cómodos con nuestros padres? ¿Con nuestros hijos? ¿Amamos a nuestras esposas y esposos? ¿Hay paz en nuestro hogar y un ambiente de alegría y confianza? ¿O preferimos “escaparnos” de nuestra casa porque nos sentimos incómodos? Nuestra casa no debería ser un hotel donde vamos a comer y pasar la noche, sino un refugio. Si no tenemos un refugio, no tenemos un lugar donde descansar de los ataques del enemigo.


En el hogar pasamos el mayor tiempo de nuestras vidas. Si nuestras relaciones familiares no son fuertes, entonces habrá grietas por las que se meterá Satanás para dividirnos y destruirnos. Si no estamos unidos en un mismo sentir, anhelando lo mismo y trabajando para lo mismo, cualquier cosa nos dividirá. Peleas por dinero, peleas por los hijos, o peleas por los padres, son todas grietas que nos dividen y destruyen. Incluso peleas por terceros que no deberíamos dejar que influyan en nuestro hogar. Si no estamos unidos contra nuestro enemigo común, el diablo, lucharemos contra nosotros mismos. Y nuestro hogar se hará débil en vez de fortalecerse. Para que tu familia pueda servir a los demás y ser una familia de ejemplo tienen que comenzar por servirse ustedes mismos. Sirve a tu propia familia. (1 Timoteo 5:8).


Con frecuencia queremos servir a los demás pero olvidamos servir a nuestra casa. No debemos olvidar que nuestra familia es nuestro primer ministerio. Nuestra casa debe estar en orden para que Dios se glorifique en ella. Tiene que haber presencia de Dios en nuestro hogar. Si hay presencia de Dios en tu hogar, entonces será un lugar fuerte de paz, amor y comunicación. Aunque haya problemas económicos o tengan opiniones distintas, permanecerán juntos. Porque están cimentados en la roca. (Mateo 7:24-27) Un hogar donde se sirven uno al otro, es un hogar fuerte.

 

Consejos para la familia:

La Biblia nos exhorta a usar nuestros dones para la edificación de los demás (1 Corintios 14:12), pero usualmente olvidamos que esto incluye nuestra propia familia. Si tienes un don o un talento, puedes usarlo para bendecir a tu familia antes que a los demás.


Mira el siguiente video y piensa cómo puedes aplicar este principio. Compartan sus ideas y sean creativos. Incluso los niños pueden participar si se hace a modo de juego, sólo deben responder la pregunta "¿Cómo puedo ayudar a mi familia hoy?".

 

Verdad de la Semana:

"El servicio comienza en mi casa."

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo