Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 28-Septiembre-2021

#IglecasaDeFamilia #CDALares #MásQueUnaCanción


Una Familia de Influencia


Uno de los entornos más conocidos, donde nos movemos con frecuencia, es en nuestra casa con la familia. Adorar en familia es muy importante. Es necesario que cada integrante pueda distinguir: donde está su corazón, donde está depositando su alma, y en qué está enfocando su mente y sus fuerzas. Muchas veces, tener tiempos de intimidad con Dios nos lleva a entender y alinear nuestras vidas con Su voluntad. La adoración en familia nos da claridad en nuestro destino, y nos conduce a nuestro propósito. Vemos como hoy dia las familias carecen de justicia, paz y gozo al no tener una base de adoración en casa, sino que cada uno se enfoca en sí mismo. (Romanos 14:7).


Cada vez que nos proponemos adorar a Dios como familia, el ambiente de la casa comienza a ser transformado. Porque estamos invocando y dando lugar a que Dios gobierne sobre nuestra casa. Ahora ya no es la justicia que papá o mamá quieren implantar. Sino que juntos, en familia, invocamos al Dios de justicia. Ya no vamos a estar gritando todo el día para que haya paz en casa. La paz será el resultado de que Dios gobierne nuestros corazones, y eso produce gozo en nuestras vidas. Así como la adoración produce cambios en casa, también produce cambios en nuestro entorno, en nuestro barrio. Es la consecuencia de ver a Dios, y dejar que Él se refleje en nuestras vidas y nuestro carácter. El barrio donde vivimos tiene que ver la transformación de nuestra familia. (Salmos 115).


Al levantar un altar de adoración en nuestra casa, todo lo que es falso en nuestro barrio va a quedar expuesto por lo verdadero que se está fortaleciendo en la casa. ¿Qué lugar ocupa Dios hoy en nuestro barrio? ¿Qué lugar está ocupando Dios hoy en nuestra familia? Si esa realidad que vivimos con Dios en casa, la trasladamos a cada una de nuestras iglesias locales, las iglesias se convertirán en altares y estufas de avivamiento en toda la ciudad. Ya no será solo en barrios, si no a nivel nacional. Familias unidas adorando y declarando que el cielo invade la tierra. La consecuencia a ese clamor será la sanidad de Dios sobre la tierra (2 Crónicas 7:14). Esa es la influencia de adorar en casa como familia y llevar esa realidad a la Iglesia, nosotros somos Iglesia. Todo va de la mano, porque el cambio se nota donde quiera que vayas. ¿Que estás haciendo con tu familia? Sean una familia que adora donde quiera que estén.

 

Consejos para la familia:


La iglesia debe ser luz y transformar el ambiente a su alrededor. Ya que adorar no es sólo cantar, no hace falta organizar un culto de adoración en nuestra calle (aunque es una buena iniciativa). Podemos hacer muchas cosas para servir a nuestra comunidad. Sólo debes buscar en dónde está la necesidad y suplirla. ¿Conoces a alguien que perdió su trabajo? Asegúrate de que no le falte nada. ¿Hay algún anciano que viva sólo? Pasa tiempo con él de vez en cuando, y que nunca se acueste sin comer. ¿Tienes algún vecino enfermo? Hazle una visita, y ofrécele llevarlo a sus citas médicas. No hace falta cantar para ser luz en medio de tinieblas, sólo busquen la necesidad y suplanla. Pues adoramos a Dios cuando mostramos Su amor y provocamos que otros glorifiquen Su nombre.

 

Verdad de la Semana:

"Comienza una revolución de adoración."

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo