Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 28-ABRIL-2020

#iglecasa #CDAlares #Inmunidad


“Inmunidad”

En los pasados devocionales hemos estado hablando sobre el contagio del pecado y la cura a ese contagio. Hoy quiero hablarte sobre tu decisión de aceptar la cura o seguir contagiado. Al aceptar la cura, inmediatamente renuncias al contagio. Renuncias a la vida contagiosa que vivías y comienzas a vivir una vida nueva con inmunidad, una inmunidad que es eterna.


¿De que inmunidad estoy hablando? De la vida eterna. En Juan 5:24 dice: “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a juicio, más pasó de muerte a vida.” Vivir contagiado sin aceptar la cura es vivir con la certeza de que vas a morir. Porque el fin de ese virus es la muerte. (Romanos 6:23) Pero el que decide aceptar la cura recibe la vida eterna y ya no vive destinado a morir, sino que recibe una nueva vida y una promesa. En Apocalipsis 21 se nos habla acerca del lugar que Dios ha prometido a aquellos que le aman y han sido sanados por su sangre; un lugar donde Dios mismo estará con nosotros, y no habrá muerte, ni tristeza ni dolor. Allí viviremos eternamente.

No permitas que la carne le gane al espíritu. Alimenta el espíritu para que coseches frutos de él; en cambio si alimentas la carne, de ella cosecharás corrupción. (Gálatas 6:8) La decisión está en tus manos. ¿Quieres seguir viviendo contagiado y morir? ¿O quieres aceptar la cura y recibir la vida eterna? Entra en lo secreto con el Padre celestial y contéstale desde lo más profundo de tu corazón.


Verdad de la Semana:

“La inmunidad es eterna”

65 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo