Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 12-MAYO-2020

#Iglecasa #CDAlares #UnProceso



“Un Proceso”


Cuando pienso en la palabra proceso inmediatamente recuerdo la canción de Nimsy López, “Proceso”. En ese tiempo, Nimsy López llevaba tres años batallando con una condición de la tiroides, tratamiento que tenía un efecto de prédida de cabello. En una entrevista que ella tuvo dijo que Dios le había preguntado que cómo era posible que ella predicara sobre proceso si ella misma no lo había experimentado.


Un proceso es un conjunto de operaciones a que se somete una cosa para elaborarla o transformarla. En 1 Pedro 1:7 dice: “Tales dificultades serán una gran prueba de su fe, y se pueden comparar con el fuego que prueba la pureza del oro, porque el oro no dura para siempre. En cambio, la fe que sale aprobada de la prueba dará alabanza, gloria y honor a Jesucristo cuando el regrese.”


Todos tenemos que pasar por un proceso para ser transformados, y para que nuestra fe sea fortalecida. Muchas veces no entendemos el porqué de cada situación y proceso que pasamos. Nos preguntamos cómo es posible aprender de eso, en el momento no vemos un lado positivo. Queremos tener una fe fuerte y grande, impartir a las demás personas, pero no queremos pasar por el proceso para llegar a eso.


El mejor ejemplo de esto lo vemos en la historia de José. (Génesis 37 en adelante) Todos queremos el sueño, en especial cuando el sueño lo dio Dios, pero nadie quiere pasar por la cárcel para alcanzar el sueño. Menos aún esperar 13 años, pero Dios nunca se equivocó en el proceso, ni tampoco abandonó a José. Para cumplir el sueño era necesario que José llegara a la cárcel en Egipto, de otro modo no habría conocido al copero. Pero José ni siquiera estaba en Egipto, lo tenían que vender como esclavo, lo tenía que comprar Potifar para que pudiera encontrarse con su esposa y ser acusado y enviado a la cárcel. Una vez allí ya estaba en el lugar correcto, sólo había que esperar el tiempo.


El proceso no fue fácil, pero fue necesario. No sólo para que José llegara a donde debía llegar, sino para prepararlo para la tarea que tenía que ejercer. José se convirtió en el administrador de todo Egipto, pero antes había sido el administrador de la cárcel, y aún antes fue el administrador de Potifar. El proceso de Dios te llevará a dónde Dios te quiere, y te preparará para la tarea que tienes que realizar una vez allí.


Una historia muy parecida la tiene nuestro hermano Hermes Acevedo (Juni), quien creció en los Estados Unidos hasta que sus padres decidieron mudarse a Puerto Rico cuando él tenia 16 años. Luego quedó atrapado en el mundo de las drogas, situación que lo llevó a ser arrestado y pasar tres años en probatoria. Durante este proceso lo perdió todo, pero también aprendió mucho. Logró recuperarse y volver a tener todo: casa, autos, lujos y un matrimonio; pero su corazón no estaba en el lugar correcto.


Sus posesiones se conviertieron en su dios, por lo que tuvo que perderlo todo de nuevo para darse cuenta de que lo tenía todo pero estaba vacío. Luego de perder sus posesiones, con un matrimonio fallido y una recaída en las drogas, incluso pensó en suicidarse; pero Dios no lo permitió. Algunos dias después, la familia de su ex-esposa lo invitó a la iglesia y fue allí cuando comenzó su viaje al palacio.


Dios lo liberó de su adicción a las drogas, le entregó el ministerio de banderas por 13 años, conoció a su esposa con la que lleva casado 13 años y hoy tiene un matrimonio feliz bajo la bendición de Dios. Terminó una carrera en arquitectura y recientemente Dios le entregó un nuevo ministerio el cual trabaja junto a su esposa, Output, donde trabaja arduamente para alcanzar a otros así como Dios lo alcanzó a él.


Tu proceso es NECESARIO. Tu enfermedad es necesaria, tu dolor es necesario, tu aflicción es necesaria. ¿Por qué? Porque ahí es donde Dios te va a transformar, va a sacar lo mejor de ti, por más doloroso que sea. Y Él se va a glorificar para que todas las personas vean que hay un Dios que lo puede todo. No importa el proceso que estés atravesando, dale gracias a Dios por él, porque vas a ver su mano en todo momento, Él no te va a soltar y saldrás victorioso.

Verdad de la Semana

“El proceso es necesario.”

IgleChallenge: Si reconoces que lo que has pasado es parte del proceso, y crees que Él aún no ha terminado contigo comparte tu testimonio en Facebook con el hashtag #EstoySinTerminar. Cuéntale al mundo que eres una obra en proceso.

64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo