Buscar
  • CDA Lares

IGLECASA 11-AGOSTO-2020

#iglecasa #CDAlares #Ladrón


“Ladrón”

Juan 10:10


Jesús quiere que entendamos que en Él encontramos vida y vida abundante. Al mismo tiempo nos advierte de que el ladrón, Satanás, solo viene a hurtar, matar y destruir. ¿Será que estamos permitiendo que el ladrón hurte, mate y destruya nuestra vida? Muchas veces permitimos que Satanás hurte la bendición de Dios para nuestra vida. ¿Cuándo? Cuando permitimos que el pecado more en nuestro corazón, cuando no queremos dejar de realizar ciertas acciones que sabemos que desagradan a Dios. Es ahí en donde Satanás, por medio del pecado, está hurtando tu bendición; esa bendición que está disponible para todos aquellos que busquen agradar a Dios. Debes entender que cada vez que Satanás siembra una semilla de pecado, se roba un fruto de bendición. Cuando siembra falta de perdón, te roba la paz; cuando siembra odio, te roba el amor; siembra adulterio para robarte un matrimonio feliz; y siembra duda para robar tu fe. Es de esta cizaña que debemos guardar nuestro corazón.


Pero no solo eso, sino que también Satanás trata por todos los medios de matar. ¿Matar qué? Tu vida espiritual. Él no quiere que tu prosperes espiritualmente, es por eso que tratará por todos los medios posibles de ponerte situaciones que te lleven al desánimo espiritual, para que ese desánimo haga de ti presa fácil y muy pronto pueda matar tu vida espiritual. Sin lugar a dudas que este ladrón no tiene misericordia sobre tu vida. Su propósito principal es destruirte, pues no soporta ver la imagen de Dios en tu vida. Podemos darnos cuenta de que Satanás busca destruir todo en tu vida, desde tu intimidad con Dios, hasta tu familia, trabajo, iglesia, etc. Él no se cansará día y noche de tratar de hacerte daño, pues al saber que él está condenado, no soporta la idea de irse al infierno solo, sino que también quiere llevar consigo a todos aquellos que pueda engañar.


No te des por vencido si estás pasando momentos difíciles en tu vida, Dios tiene un propósito para eso. Si el enemigo ha venido a hurtar, matar o destruir tu vida, es porque sabe que tú eres un arma poderosa en las manos de Dios y por eso él quiere evitar a toda costa que los propósitos de Dios se cumplan en tu vida. Pero en medio de todas estas situaciones debes tener claro algo, y es que Jesús vino para darte vida eterna y vida en abundancia. Él puede restaurar todo lo que el enemigo te robó, si vienes a Él y se lo permites. Al igual que el enemigo planta destrucción y roba bendición, de la misma manera Dios no planta fruto de vida sin haber arrancado toda mala semilla. Permite que Dios arranque las malas hierbas de tu corazón y Él se encargará de construir un jardín de bendición que rebose de vida.

Verdad de la Semana:

“Sólo en Dios hay vida.”

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo