top of page
Buscar
  • Foto del escritorCDA Lares

Habitar en Su presencia

Y aconteció que cuando Moisés entró en el tabernáculo, la columna de nube descendió y se paró a la puerta del tabernáculo, y Jehová hablaba con Moisés. Todo el pueblo vio la columna de nube que estaba a la puerta del tabernáculo, y todo el pueblo se levantó y adoró, cada uno a la puerta de su tienda. Y habló Jehová con Moisés cara a cara, como habla un hombre con su amigo. Y él volvía al campamento, pero su siervo Josué hijo de Nun, un joven, no se apartaba del tabernáculo. - Éxodo 33:9-11 (NVI)

Es al permanecer en la presencia de Dios que Dios nos habla. Pero, ¿cómo permanecemos continuamente en la presencia de Dios? ¿Cómo llevamos Su presencia a cada área de nuestras vidas en nuestra vida diaria? Creo que cuando pasamos tiempo en la presencia de Dios, Su carácter se manifiesta en nuestras actitudes, en la forma en que pensamos sobre las cosas, en cómo respondemos a las personas y en la forma en que manejamos las situaciones. De esta manera, estamos siendo transformados y, como resultado, podemos llevar Su presencia con nosotros dondequiera que vayamos. Por encima de todas las demás cosas de nuestra vida, incluido el servicio al Señor, necesitamos vivir en la presencia de Dios.


A veces podemos estar tan ocupados "haciendo" que descuidamos simplemente "estar" en la presencia de Dios. Porque es al estar en la presencia de Dios que podemos escuchar a Dios hablar, y la inspiración puede fluir. La creatividad y el servicio puede fluir. Pero lo primero es entrar a la presencia de Dios y caminar diariamente en ella, antes de que tengamos este "fluir". Dios anhela tener esa comunión con nosotros. Pero a veces nos sentimos avergonzados, o indignos, por eso nos escondemos de Él. Podemos sentir que no tenemos tiempo en nuestra apretada agenda para dedicar simplemente a disfrutar de la presencia de Dios. Pero creo que Dios quiere que dejemos de lado todos estos 'obstáculos' y 'excusas' para simplemente tener comunión con Él.


Siento como si Dios me hubiera estado hablando últimamente acerca de "permanecer en Su presencia". Necesito aprender a poner esto en práctica a diario, ya que tiendo a permitir que otras cosas tengan prioridad en mi agenda. Entonces, ¿por qué no eliges conmigo hoy, y todos los días, permanecer en la presencia de Dios a pesar de cómo nos sintamos? Debemos ser intencionales. Hábitar en la presencia de Dios no puede ser "un momentito” una vez a la semana, o cuando te “sientas” bien o mal para entonces acudir. Es un acto diario de estar en comunión con El. Procura no apartarte de Su presencia, permanece en ella, es el único lugar verdaderamente seguro.

 

Verdad de la Semana:

Permanecer es una decisión.

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Σχόλια


bottom of page