top of page
Buscar
  • Foto del escritorCDA Lares

IGLECASA 6-Octubre- 2020

Actualizado: 6 oct 2020





“Tentación”

Después de que el Señor Jesucristo fuera aprobado por el Padre durante su bautismo, fue conducido al desierto donde había de enfrentarse con el "príncipe de este mundo" (Jn 12:31). La tentación es sin duda una experiencia bien conocida por todos los cristianos. Todo creyente enfrenta a lo largo de su vida un conflicto espiritual en el que es tentado y su fe es probada sin descanso. El apóstol Pablo nos advertió de esto. (Efesios 6:10-13)


El mismo Espíritu que descendió sobre Él en el bautismo, es el que ahora le impulsaba al desierto para ser tentado: "el Espíritu le impulsó al desierto". Después de la aprobación celestial viene el ataque. Si en el bautismo Jesús afirmó su total disposición a realizar la tarea que le fue asignada, a saber, sufrir y morir en lugar de su pueblo; de inmediato comienza la aflicción, la que aquí toma forma de tentación.


Satanás decidió tentar a Jesús sabiendo que no iba a hacerlo caer porque era el Hijo de Dios. Jesús tenia la victoria, pero aun así lo tentó. Si decidió tentar al hijo de Dios, imagínate cuánto más nos va a tentar a nosotros. El diablo, en sus ataques más fuertes contra el hombre, busca aquellos momentos en los que nos encontramos debilitados, angustiados o cansados.


Dios puede llevarnos a una situación con el propósito de fortalecer nuestra fe y acercarnos a Él, mientras que el diablo intervendrá con el fin de hacernos caer en el pecado. Y Dios permite todo esto porque en la vida de fe, las tentaciones son un ingrediente necesario para nuestro crecimiento en santidad, y en este sentido, caen dentro de la voluntad de Dios para nosotros. Sin embargo, Él nos ayuda a superarlas.


A ustedes no les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero Dios es fiel y no permitirá que ustedes sean sometidos a una prueba más allá de lo que puedan resistir, sino que junto con la prueba les dará la salida, para que puedan sobrellevarla.- 1 Corintios 10:13

En el camino que Dios ha preparado para sus hijos, encontraremos mucha oposición, pruebas y tentaciones, especialmente cuando nos dispongamos a servir a Dios. Pero resulta muy reconfortante saber que nuestro Señor Jesucristo ya atravesó ese desierto antes que nosotros y ahora nos conduce a través de él, de tal modo que sólo tenemos que seguirle.

Verdad de la Semana:

“Vence la tentación.”

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page