top of page
Buscar
  • Foto del escritorCDA Lares

¿Santo yo?…y ¿cómo?

A confused man
Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia. Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo».- 1 Pedro 1:14-16

‭‭Santificado es estar apartado para Dios. Dios nos compró con precio de sangre a través de su hijo Jesucristo. Pertenecemos a El, somos sus hijos. Esto significa que como hijos de Dios debemos dejar todo aquello que nos diferencia de nuestro Padre, pues buscamos ser como él. Somos santos porque nuestro padre es Santo.


Mantenernos en santidad es sin duda una firme decisión. Es querer ser íntegros, limpios de pecados y semejantes a Jesus. Qué difícil, ¿verdad? Humanamente es una acción que requiere mucha voluntad, pero no es imposible. Lo lograremos si accionamos estas cosas en nuestra vida:

  • Procurar una relación con Dios diariamente y en todo tiempo- Pasar el mayor tiempo posible con nuestro Señor hará que alineemos nuestros pensamientos a Cristo Jesús y así seremos guiados.

  • Lectura de la Palabra- Mientras más conozcamos a Dios a través de la Biblia, más guiados a hacer lo correcto estaremos. La Biblia es nuestro manual de instrucciones y está a nuestra disposición.

  • Escuchar al Espíritu Santo- Es una voz interior que nos susurra cuando nos permitimos ser guiados. Es ese consolador, guía y acompañante que no nos deja. Procuremos no silenciarlo y ser guiados por él.

Como podemos ver, la santidad no ocurre de la noche a la mañana, sino que es un proceso. Un proceso que depende más de lo que Dios puede hacer en nuestras vidas que de lo que podemos hacer por nosotros mismos. Dios nos hace santos, pero debemos estar dispuestos al proceso. Como hijos de Dios procuremos tener una vida integra y un caminar con Cristo. Una vida santa es una vida abundante. El plan de Dios para nosotros es perfeccionarnos, debemos caminar hacia eso, trabajando dia a dia para reproducir el carácter mismo de Jesús en nuestras vidas.

 

Verdad de la Semana:

La santidad es una decisión constante.


42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page