top of page
Buscar
  • Foto del escritorCDA Lares

La Prueba de un Discípulo

Las apariencias engañan, eso lo sabemos todos. Muchos dicen ser discípulos, pero en realidad no lo son. El verdadero discípulo de Cristo muestra rasgos de que el maestro vive en él. En la Palabra, Jesús nos habla de quiénes son sus discípulos y cuáles son sus cualidades. ¿Serás tú uno de ellos?

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros.- Juan 13:35 (RVR-95)

La palabra es clara cuando Jesús nos habla de nuestros deberes como cristianos. Muchas veces las personas quieren vivir una vida a medias. Piensan que con sólo decir "soy cristiano" o "creo en Dios" es suficiente para agradar al Señor o para engañar a otros con una falsa apariencia. El ser discípulo de Cristo es estar dispuesto a hacer la voluntad absoluta de Dios. De otra forma, no podemos ser sus discípulos. Va mucho más allá de asistir a la iglesia o ser una buena persona. El discipulado es también amar como ama el Señor. Es dejarte usar y ser instrumento para que otros vengan a los pies de Cristo y también tengan un encuentro genuino con el Señor.


Seamos semejantes a Cristo y vivamos una vida recta y agradable para el Señor. Que nuestras acciones reflejen el amor de Dios. Cuando uno es un verdadero discípulo de Cristo, las acciones y nuestro testimonio hablan por sí solos. Nuestro discipulado va mucho más allá de nuestro propio crecimiento. Nuestro testimonio afecta a los demás. Como discípulos somos los representantes de Cristo en la tierra. ¿Estás viviendo una vida conforme al corazón de Dios? ¿Serás uno de los discípulos del Señor? Analiza cuidadosamente, pues hay nuevas generaciones de discípulos que necesitan ver tu fruto.

 

Verdad de la Semana:

Un verdadero discípulo ama.


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page