top of page
Buscar
  • Foto del escritorCDA Lares

Divina Multiplicación

Pero el Señor me dijo: «Mi bondad es todo lo que necesitas, porque cuando eres débil, mi poder se hace más fuerte en ti». Por eso me alegra presumir de mi debilidad, así el poder de Cristo vivirá en mí.- 2 Corintios 12:9 (PDT)

Al escuchar la frase menos es más, ¿qué piensas? Muchos pensarán que no tiene sentido, ya que vivimos en un tiempo donde la mayoría de las personas lamentablemente viven pensando que todo debe ser más y más. Mientras más tenemos, mejores somos ante los demás y más felicidad tenemos. Eso no es la realidad en mi opinión personal. No es que debemos ser conformistas, pienso que todos debemos aspirar a ser mejores personas cada día, a tener una buena calidad de vida y eso no está mal. Lo que sí está mal es el desenfoque en nuestra vida, y que perdamos el norte de lo que realmente importa.


Cuando hablamos en el ámbito espiritual, al decir menos es más estamos hablando de el favor de Dios en nosotros. Ahí es cuando esa frase toma sentido, porque es en las pequeñas cosas que el Señor se glorifica en nuestras vidas. Cuando decidimos dejar nuestros afanes, comenzamos a rendirnos ante el Señor, y caminamos conforme a su voluntad es cuando lo menos se convierte en más. Es entonces cuando, aún en medio de las pruebas, el Señor se glorifica en nuestras vidas.


Pero esto sólo pasa cuando dejamos a un lado nuestros afanes, el egoísmo, y tantas otras cosas que se interponen en nuestra relación con Dios y nuestro crecimiento espiritual. Cuando comenzamos a darle nuestro primer lugar a Dios. Entonces todo lo que parece menos a los ojos del mundo se revela como más importante ante Dios. Porque cuando le damos lo primero al Señor y somos obedientes ante él caminando conforme a Su voluntad, es El quien se encarga de todas nuestras cosas. Entonces, teniendo menos éxito a los ojos del mundo, ganamos el Reino.

 

Verdad de la Semana:

Menos de mí = Más de Dios


45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page