Buscar
  • CDA Lares

Común Acuerdo

#IglecasaUnidos #CDALares #MaduraMijo #CrecimientoEspiritual

Quítense de ustedes toda amargura, enojo, ira, gritos y calumnia, junto con toda maldad.- Efesios 4:31 (RVA-2015)

Una vez tomamos la decisión de crecer, y estamos dispuestos a permitir que el Espíritu Santo nos examine, queda nuestra responsabilidad de obedecer a la voz del Espíritu. De nada vale acudir al Espíritu para pedir que nos examine, si no estamos dispuestos a trabajar con las áreas de nuestra vida que Él decida revelarnos que están mal. La Biblia dice que cuando no ponemos en práctica la Palabra que se nos ha dado es como cuando nos miramos en un espejo, vemos que debemos arreglar algo en nuestra apariencia, pero nos vamos y lo olvidamos en lugar de arreglarlo. (Santiago 1:23-24)


Cuando el Espíritu nos muestra nuestra condición y revela nuestras fallas, debemos estar dispuestos a obedecer y trabajar con ese área de nuestra vida inmediatamente. Ninguno de nosotros se miraría en un espejo e ignoraría si va mal peinado. Lo arreglaríamos en el acto. Sin embargo, cuando el Espíritu nos dice que nuestras actitudes no reflejan a Cristo, lo posponemos. Algunas personas piensan que Dios cambia todo lo que está mal en nosotros una vez lo aceptamos y ya no debemos hacer nada (2 Cor. 5:17), pero esto no es correcto. En realidad, Dios pone en nosotros las herramientas que necesitamos para cambiar (2 Timoteo 1:7), nos capacita para que podamos seguir Su guía. Pero queda de nosotros hacer el esfuerzo, por eso al resultado final se le llama fruto, no dones.


La palabra clave en el versículo de Efesios es quítense, lo que significa que no es responsabilidad de Dios remover lo que está mal en nuestro comportamiento. Sino que es nuestra responsabilidad abandonar voluntariamente la vieja forma de vivir, y adoptar los hábitos y actitudes que corresponden al Espíritu. El crecimiento es un trabajo en equipo. El Espíritu nos revela las áreas a trabajar y nos ayuda en el proceso, pero la determinación y el esfuerzo nos toca a nosotros.

 

Verdad de la Semana:

Mi trabajo es obedecer.


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo